Consejos de Cocina

Abre las ostras sin romperlas

La comida de mar suele ser del gusto de todos y en el caso de las otras hasta su día tienen que se celebra cada 5 de agosto, este molusco requiere del algunas artimañas para abrirlo y para que no pierdas la cabeza al hacerlo queremos facilitarte el trabajo. 

Abre las ostras sin romperlas
Abre las ostras sin romperlas

La historia de las Ostras tiene como protagonistas a los vikingos y romanos. En la época del imperio romano, la ostra llegó a costar hasta 10 veces más que la Langosta. Son exquisitas, elegantes, afrodisíacas y ricas en minerales como el calcio, el zinc, el cobre y el selenio. 

Es importante que sepas que cuando las compras tienen que estar cerradas. Si las compras para consumir en casa y encuentras alguna abierta, descártala. En casa guárdalas en la nevera, sobre hielo, sin lavarlas, sin taparlas, con el lado más pronunciado hacia abajo y con un paño húmedo sobre todas ellas.

Las otras son definitovamente una delicia, saboréalas crudas, con unas gotitas de jugo de limón. Si las comes asadas, fritas o le agregas queso, en cualquier caso abrirlas tiene su truco así que toma nota para que abras tus otras sin romperlas. 

Abre tus otras sin romperlas

 

Cómo abrir las otras 

1. Debes sujetar muy bien tus ostras para evitar accidentes así como usar las herramientas adecuadas. Si es la primera vez que abres una ostra intenta que la fuerza que ejerces sobre el cuchillo nunca vaya en dirección a la mano que sujeta la ostra.

2. Coloca la concha cóncava debajo y ponla en un paño de cocina doblado varias veces para que puedas sujetar la ostra con fuerza sin hacerte daño ni pincharte.

3. Introduce la punta del cuchillo en el lateral de la ostra pero no en el filo sino un poquito más dentro, donde empieza la segunda veta, e intenta mantener el cuchillo siempre inclinado hacia abajo para que, en caso de que se te vaya, nunca se vaya hacia tu mano.

4. Perfora un agujero hasta ir haciéndolo más grande y que el cuchillo pueda entrar dentro de la ostra. 

5. Cuando el cuchillo haya entrado intenta moverlo de forma que parece que recorra toda la concha plana para poder cortar el músculo que está haciendo fuerza para mantener las conchas cerradas.

6. En este punto la ostra habrá cedido y ya podrás abrirla sin dificultad con el cuchillo. 

7.Para su consumo hay que separar la ostra de la valva inferior para que quede suelta del todo.

Marian Avila

Periodista y contadora de historias desde hace más de 20 años, fanática de la palabra y del estudio de la comunicación. Experta en ecosistemas digitales y medios, seguidora de los hechos que mueven a las personas y el mundo, amante de la cocina y del placer de un buen plato.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias