Consejos de Cocina

5 consejos vitales para que tu lechón de Navidad te quede jugoso y perfecto

Estamos entrando a la época del año en la que se come más rico.  Dulces, pasteles, tortas y, por supuesto, un delicioso lechón al horno, que debe quedar doradito por fuera y jugoso por dentro.

Estamos entrando a la época del año en la que se come más rico.  Dulces, pasteles, tortas y, por supuesto, un delicioso lechón al horno, que debe quedar doradito por fuera y jugoso por dentro.

Para esta Navidad ¿Qué mejor que compartir un buen lechón al horno, doradito por fuera y jugosito por dentro?

Pues para prepararlo y que de quede así de perfecto como en las fotos de las postales, hoy te daremos algunos consejos de cocina básicos, que te ayudarán a disfrutar tu lechón al horno de Navidad. 

Marinar y adobar la noche anterior

Lo ideal esadobar nuestro lechón por lo menos 24 horas antes de meterlo en el horno, para que le des tiempo a la carne de empaparse con el sabor de nuestra sazón.  Si por alguna razón no pudiste hacerlo, lo ideal sería que lo intentaras por lo menos 2 o 3 horas antes. 

Una de las recetas de adobo que quedan mejor con nuestro lechón es: aceite de oliva y las especial que desees.  Puedes hacer pequeños cortes en la carne y embutirlos con la mezcla. 

Descongela naturalmente el lechón 

Antes de meterlo al horno, el lechón debe estar completamente descongelado.  Es decir, lo descogeles en el microondas, o dejes bajo un chorro de agua.  Saca la carne con suficiente antelación para que el hielo se derrita por sí solo. 

Así mismo, antes de meterla en el horno, deja que la carne se atempere fuera por lo menos dos horas antes, así evitaremos el llamado choque de calor y la carne no se contraerá de repente. 

Precalienta el horno 

Mantén encendido el horno la mayor cantidad de tiempo posible antes del horneado, así lograremos que la superficie se selle rápidamente y los jugos queden dentro: el resultado es una carne jugosa por dentro y doradita por fuera.

La regla del hueso y la carne 

Para los amantes del cerdo al horno, aquí les va una regla de oro: el área del hueso siempre debe ir abajo y la grasa hacia arriba. 

Temperatura inicial 

Al iniciar la cocción, que tu horno esté al máximo los primeros 5 a 10 minutos, luego ponle fuego medio a suave. 

Más Noticias

Más Noticias