Consejos de Cocina

4 trucos para enfriar rápidamente tus bebidas, incluyendo las que tienen alcohol

A veces por las prisas se nos olvida mantenerlas refrigeradas, o ya en caso de emergencia extrema meterlas al congelador para que se enfríen unos minutos, y una opción muy tradicional, sencilla, pero igual de efectiva es ponerle hielos; sin embargo, esta opción muchas veces agrega un poco más de agua a la bebida aminorando el concentrado de su sabor.

A veces por las prisas se nos olvida mantenerlas refrigeradas, o ya en caso de emergencia extrema meterlas al congelador para que se enfríen unos minutos, y una opción muy tradicional, sencilla, pero igual de efectiva es ponerle hielos; sin embargo, esta opción muchas veces agrega un poco más de agua a la bebida aminorando el concentrado de su sabor.

Por:  Redacción MUI KITCHEN

A pesar de tener un clima raro en la Ciudad de México, hay algunos días y lugares en la república en donde el verano se está haciendo presente. Para esos días de calor, no hay nada mejor que refrescarte con tu bebida favorita como una opción para saciar la sed, así como sentir una frescura e hidratación única.

A veces por las prisas se nos olvida mantenerlas refrigeradas, o ya en caso de emergencia extrema meterlas al congelador para que se enfríen unos minutos, y una opción muy tradicional, sencilla, pero igual de efectiva es ponerle hielos; sin embargo, esta opción muchas veces agrega un poco más de agua a la bebida aminorando el concentrado de su sabor.

Por suerte, en esta nota tenemos cuatro trucos para enfriar tus bebidas y disfrutarlas al momento. Algunos métodos es posible que los conozcas y los hayas practicado, pero hay otros que no necesariamente son tan conocidos y seguramente tienes algunos de los objetos e ingredientes necesarios para ponerlos a prueba.

4 trucos para enfriar rápidamente tus bebidas, funcionan para los tragos con alcohol

4 trucos para enfriar tus bebidas y disfrutarlas al momento

1. Cubo, agua, sal y hielo

Para este sencillo truco únicamente necesitas un cubo o cubeta, mismo que llenaras con agua, hielo y le echarás un par de cucharadas de sal. Introduce las bebidas de tu preferencia y en unos 5 minutos alcanzarán una temperatura de -10 °C. Lo que sucede es una reacción química en la que la sal absorbe el calor de los objetos para poder disolverse; de esta forma el frío del hielo pasa al cubo.

2. Papel de cocina, agua y sal

De la misma manera que en el truco anterior, lo que harás será sustituir el cubo por toallas de papel mojado y con sal espolvoreada en las que envolverás las latas o las botellas. Enseguida introdúcelas en el congelador y, aunque puede que no será tan rápido, será igual de efectivo, ya que el mecanismo es el mismo, lo único que cambia es el objeto del que la sal obtiene el calor.

3. Un bote de aire comprimido

El mismo bote de aire que utilizas para limpiar tu computadora portátil o tu teléfono móvil, será el mismo que utilizarás para enfriar tu bebida de preferencia. Lo único que tienes que hacer es rociar directamente el aire sobre la botella, con cuidado para evitar quemarte, ya que el aire contenido es realidad ozono. Este elemento adquiere propiedades de aire muy frío que lograrán el mismo efecto en tu bebida.

4. Una nevera portátil, hielo y cobre

Por último, otra opción no muy común aunque con objetos que son fáciles de adquirir. Lo que harás será recubrir una típica nevera de campamento con tubos de cobre de forma serpenteante por todas las paredes de la nevera. Enseguida, llena con hielos e introduce las bebidas. Aquí lo que sucede es que el cobre actúa como conductor térmico que ayuda a expandir el frío de los hielos enfriando, en consecuencia, las bebidas rápidamente.

*Con información de Gastrolab

Más Noticias

Más Noticias