Consejos de Cocina

10 consejos para preparar deliciosas y crujientes galletas

Con chispas de chocolate, de avena y plátano, todas de chocolates: hay mil y un formas de hacer galletas. Aún así, debes estar atento a ciertos aspectos de su preparación y horneado, para evitar un resultado no deseado. A continuación, tips para unas galletas deliciosas.

Con chispas de chocolate, de avena y plátano, todas de chocolates: hay mil y un formas de hacer galletas. Aún así, debes estar atento a ciertos aspectos de su preparación y horneado, para evitar un resultado no deseado. A continuación, tips para unas galletas deliciosas.

Por:  Redacción MUI KITCHEN

Hornear galletas es uno de los pasatiempos más lindos para hacer en familia. No solo por lo ricas y versátiles que son, también por lo hogareño que significa estar reunidos preparando la merienda, con el horno prendido y calentando la casa. Ahora, ¿qué hay que tener en cuenta para hacerlas perfectas?

10 consejos para unas ricas galletas

  1. Utilizar siempre manteca a temperatura ambiente, así se mezclará mejor con los ingredientes secos, como el azúcar y la harina, y ayudará a mantener la forma de la galletas cuando las horneemos. 
  2. Usar huevos a temperatura ambiente, lo que hará que las claras y las yemas se mezclen más uniformemente en la masa.
  3. Batir bien la manteca y el azúcar, hasta formar una crema suave. Así, los cristales de azúcar ayudarán a airear la manteca mediante la creación de burbujas de aire.
  4. Reducir la cantidad de harina para conseguir unas galletas más tiernas, ya que un exceso de harina hará que las galletas resultantes sean muy duras. Por eso se aconseja rasar la cantidad de harina con un cuchillo si la medimos a cucharadas; o retirar una pequeña cantidad si la medimos en gramos.
  5. Enfriar la masa antes de hornearla. Dejar la masa en la nevera como mínimo media hora antes de cocer las galletas hace que, aparte de que sea más fácil manejarla, se realce el sabor de la manteca, ya que los ingredientes tuvieron tiempo para unirse.
  6. Poner un poco de sal marina gruesa sobre las galletas de chocolate, así realzará el sabor del cacao.
  7. Enharinar los cortadores antes de cortar las galletas, entonces la masa se aflojará fácilmente de él cuando la coloquemos en la bandeja de horno.
  8. Bajar la temperatura del horno los últimos minutos de cocción, lo que evitará que el exterior de las galletas queden demasiado crujiente antes de que sus interiores terminen de hornearse.
  9. Sacar las galletas de horno cuando aún están blandas. Las cookies se queman fácilmente y muchas veces no nos parece que están hechas, cuando en realidad están perfectas. Las galletas gruesas están listas cuando se deja una pequeña huella al precionar su superficie; y las más delgadas están cocinadas cuando están firmes al tacto y tienen los bordes ligeramente dorados.
  10. Dejar enfriar las galletas completamente antes de conservarlas; de lo contrario, la condensación se acumula, las galletas quedarán empapadas y no serán crujientes.

Más Noticias

Más Noticias