A ver si te animas

Tentador bizcocho rojo: aprende a hacer un rico y esponjoso Red Velvet con colorante natural

Resulta que la remolacha sí puede ser un excelente colorante para el bizcocho Red Velvet, pero siempre y cuando la coloques en un “ambiente ácido” que no le cambie el color rojo. Aquí te decimos cómo  

Resulta que la remolacha sí puede ser un excelente colorante para el bizcocho Red Velvet, pero siempre y cuando la coloques en un “ambiente ácido” que no le cambie el color rojo. Aquí te decimos cómo  

La Red Velvet es todo es un ícono en la pastelería. Este bizcocho es de origen americano y se supone que debe su color rojizo por la reacción del cacao con el suero de leche que suele llevar. Sin embargo, luego se le agregó el colorante rojo para acentuar aún más el tono. Ahora, fans de lo natural buscan la manera de darle color con remolacha.

(Foto de portada: Regina Ferraz en Pexels)

Te va a quedar esponjosa y rica / Foto de Regina Ferraz en Pexels

Aquí esta receta tomada de la página La receta de la felicidad, en la que se crea un pH ácido para mantener el color de esta hortaliza en la preparación. 

Lo que vas a necesitar para el bizcocho: 
200 g de remolacha cruda (1 remolacha)
El jugo de un limón
2 cucharadas de vinagre
125 g de nata fresca (crème fraîche o yogurt griego sin azúcar)
125 g de mantequilla, a temperatura ambiente
200 g de azúcar
2 huevos medianos
1 cucharada de vainilla
250 g de harina
1 cucharada de cacao puro natural en polvo
2 cucharaditas rasas de polvo de hornear (levadura química)

*Glaseado de queso crema
125 g de mantequilla, a temperatura ambiente
250 g de queso crema
200 g de azúcar glass

¿Cómo se prepara?
Enciende el horno a 150º C (300º F). Aunque hay quienes lo hacen en 2 moldes (de 18 cm) para luego rellenarlos con el glaseado de queso crema, puedes hacerlo en uno y luego cortarlo a la mitad con un cuchillo o con la ayuda de un hilo de nylon. Úntalos con mantequilla y espolvoréalos con harina.

1. Haz un puré de remolacha: Pela, corta en trozos y tritura la remolacha, colócale el limón y el vinagre. Añade la crema o yogurt.  Bate hasta conseguir una mezcla homogénea. Pon aparte.

2. En otro recipiente bate la mantequilla con el azúcar, hasta obtener una mezcla cremosa y uniforme. Agrega los huevos de uno en uno: sólo cuando esté bien integrado el primer huevo, agregas el segundo. Ahora coloca el puré de remolacha y agrega la vainilla.

3. Finalmente agrega la harina, el cacao y el polvo de hornear. Intégralos mezclando con una espátula. Cuando tengas una masa uniforme, vierte en el molde o moldes y hornea durante 20-25 minutos.

Glaseado: Con batidora eléctrica, mezcla la mantequilla con el queso y el azúcar hasta que se convierta en una crema.

Receta tomada de La receta de la felicidad

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias