A ver si te animas

Tarta de albaricoque sin gluten, el gustillo por lo dulce

La torta o tarta, una protagonista permanente en los postres y platillos dulces de la gastronomía internacional, posee múltiple variantes según la cultura culinaria que la elabore, pero hay algo seguro, a casi todos nos gusta, juntos con los panes y las galletas. Veamos esta receta muy fácil.

La torta o tarta, una protagonista permanente en los postres y platillos dulces de la gastronomía internacional, posee múltiple variantes según la cultura culinaria que la elabore, pero hay algo seguro, a casi todos nos gusta, juntos con los panes y las galletas. Veamos esta receta muy fácil.

Se cree que esta preparación se remonta a prácticamente el surgimiento de la harina de trigo, a la cual se le agregaron manteca (algún tipo), leudante, azúcar y frutas y por lo general envuelta en una capa dulce. Sin embargo, en el mundo de la cocina sus variantes y evolución han sido múltiples sobre la base antes mencionada y que obedece a la culinaria universal; es español comenzó con el nombre pastel cuya raíz en proviene de francés antiguo “pastel”, para definir a las preparaciones saladas con masa, pero en la medida que evolución la pastelería se extendió a la elaboración de tartas o tortas, en la más dulce de todas las industrias. Hoy haremos una rica tarta de albaricoque sin gluten, un bizcocho con mucho sabor.

Tartas de frutas, muy sabrosas

Ingredientes:

Preparación:

Paso 1

En una fuente de horno (o una sartén que se pueda hornear) dispón los albaricoques lavados, cortados por la mitad y sin hueso. Distribuye encima 75 g de mantequilla troceada y 100 g de azúcar. Cuece en el horno, precalentado a 200°, durante 25-30 minutos.

Paso 2

Coloca la harina en un cuenco, forma un cráter y agrega el huevo, la mantequilla restante reblandecida a temperatura ambiente, 1 cucharada de agua tibia y una pizca de sal. Amasa hasta obtener una masa homogénea.

Paso 3

Pon los albaricoques cocidos en un molde de tarta de unos 24 cm de diámetro con parte del jugo. Con la ayuda de un rodillo, extiende la masa sobre una superficie lisa enharinada, formando un círculo del tamaño de la tarta o un poco más grande.

Paso 4

Cubre los albaricoques con la masa e introduce hacia el interior del molde el borde que sobresale. Introduce la tarta en el horno precalentado a 180° y cuecedurante 30 minutos. Desmóldala 10 minutos después. Sírvela tibia o fría.

J.R. Cordero

Periodista, escritor. Amante de la poesía, la buena música y el queso. Especialista en contenidos digitales. + info

Más Noticias

Más Noticias