A ver si te animas

Guía fácil para hacer las salsas para pastas: napolitana, carbonara, boloñesa y pesto

Ya no tendrás más excusas para no distinguir una salsa de otra y además ya sabrás cómo prepararlas. Aquí te decimos también con qué tipo de pasta se sirven y si llevan o no queso. ¡Conviértete en experto haciendo salsas!  

¡Secreto de Italia! Guía fácil para hacer las salsas para pastas: napolitana, carbonara, boloñesa y pesto
¡Secreto de Italia! Guía fácil para hacer las salsas para pastas: napolitana, carbonara, boloñesa y pesto

El secreto de una buena pasta está en la salsa. Aquí tienes todo lo que necesitas saber de las salsas para pastas más populares del mundo. Como imaginarás, ¡todas son italianas! Y no podía ser de otra manera, de estos magos de la pasta.¡Toma nota!

(Foto de portada; Photo by Eiliv-Sonas Aceron on Unsplash)

A la Napolitana le pones mucho queso / Public Domain Pictures

* Napolitana
Es la salsa más conocida del legado italiano porque es la típica de tomate, que igual puede usarse para las pastas (cortas o largas), para las bruschettas o para las pizzas. En Italia se llama sugo di pomodoro alla napoletana, (salsa de tomate a la napolitana). Cuando se sirve, es tradicional rociarle mucho queso Parmesano o Pecorino.

4 dientes de ajo picados
500 g de tomates enteros pelados
1 cebolla picada en tiras
Hojas de albahaca fresca
Sal
Pimienta
50 ml de aceite de oliva
Azúcar (opcional) 

¿Cómo se prepara? En una sartén, calienta el aceite y sofríe el ajo hasta dorarlo. Sofríe la cebolla. Tritura los tomates en la licuadora o el procesador y agrégalos al ajo y la cebolla. Añade sal y pimienta. Deja que se cocinen durante al menos 30 minutos.

Prueba y añade sal y pimienta al gusto. En caso de que sientas que está muy ácida, puedes agregar un toque de bicarbonato de sodio. De cualquier manera, no haría falta porque la manera de evitar la acidez es eliminando la piel y la semilla de los tomates, si usas tomates enlatados pelados no tendrías ese problema.

Luego agregas la albahaca y remueve. Y ya está lista para consumir. 

* Boloñesa
Como te imaginarás viene de Boloña y es una receta de carne picada (molida) espesa con hortalizas estofadas. No es imprescindible ponerle Parmesano o Pecorino al momento de servir y en Italia se sirve con pastas largas anchas como los fetuccini o papardelles. Se puede hacer con cualquier tipo de carne siempre que esté picada (molida).  Uno de los secretos de la boloñesa es que los vegetales deben cortarse en cubitos, tan pequeños como sea posible para que no destaquen sobre la carne molida.

250 g de carne molida (picada)
40 g de mantequilla
1 cucharada de concentrado de tomate
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla picadita
1 rama de apio (celery) cortado en mínimos trocitos
1 zanahoria picada en cubitos mínimos
20 g de champiñones rebanados (opcional)
Sal y pimienta

¿Cómo se prepara?
Comienza calentando la mantequilla y el aceite en una sartén. Luego se agregan la carne molida, la cebolla, el celery, los champiñones y la zanahoria. Le rocías sal y pimienta al gusto. Revuelve de vez en cuando, mientras esperas que la carne empiece a dorarse y las hortalizas se ablanden.
Disuelve el concentrado de tomates en un poco de agua y agrégalo a la carne (también puedes usar ½  taza de pasta de tomates con ½ de taza de agua). Tapa y cocina a fuego lento por hora y media. Agrega agua caliente si ves que la cocción se seca. 

*Carbonara
Nació en una zona de minas de carbón en Italia. Los mineros llegaban a sus casas, cansados de la faena, y lo único que deseaban era sentarse a comer un buen plato de pasta. La salsa carbonara la hacían con lo que tenían a su disposición: mantequilla, carrillera de cerdo y huevos. Además, la comían inmediatamente, tal como se estila hoy con esta salsa luego de agregarle los huevos. Y por si te lo preguntas: No, no lleva crema.

2 huevos batidos
25 g de mantequilla
1 diente de ajo 
100 g de panceta (tocino, tocineta) cortada en cubos
40 g de queso Parmesano
40 g de queso Pecorino 
Sal y pimienta

¿Cómo se prepara? Pon a cocinar la pasta. Mientras, derrite la mantequilla en una sartén. Agrega la panceta y el ajo entero. Retira el ajo de la preparación cuando se dore.
Saca la pasta, la escurres y se la agregas a la panceta. Retira la sartén del fuego. Agrega los huevos batidos y la mitad de los quesos rallados. Mezcla bien y agrega la otra mitad de los quesos.

*Pesto
Se dice que los romanos hacían una salsa similar al pesto que hoy conocemos, sin embargo, no fue sino hasta 1863 cuando, en Génova, apareció, en una guía, la receta tal cual como se conoce hoy: con albahaca, piñones, aceite de oliva y parmesano. La diferencia es que hace más de un siglo todo se hacía a punta de morteros. Ahora, la licuadora y el procesador hacen todo.  
También se usa en las bruschettas, en carnes, pizzas y hasta en el puré de papas.

100 g de albahaca fresca (hojas bien lavadas y secas)
160 ml de aceite de oliva 
75 g de piñones 
200 g de queso Parmesano o mezcla de Parmesano y Pecorino 
2 dientes de ajo 
Sal

¿Cómo se prepara? Se tuestan los piñones en una sartén (sin aceite). Luego, en un procesador o la licuadora se colocan todos los ingredientes (sólo la mitad del aceite) con los ajos pelados y se trituran hasta que no queden rastros de los piñones ni las hojas de albahaca. 
En ese momento se agrega el resto del aceite y se vuelve a triturar. Cuando el aceite está totalmente integrado, ya está listo el pesto.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias