Sal de apuros con esta deliciosa pechuga de pollo con limón

Sal de apuros con esta deliciosa pechuga de pollo con limón

Es un plato lleno de proteínas y mucho sabor, pero a la vez ligero. Va acompañada de una salsa de aceite de oliva con limón. ¡Y se hace en un dos por tres!  

Muchos prefieren el pollo para garantizarse proteínas de alta calidad en su dieta. Es una opción que también les provee de vitaminas del complejo B y minerales como magnesio, potasio, fósforo y zinc. Otra ventaja es que, si se limpian bien los trozos y se elimina la piel, no aporta mucha grasa.

Acompáñalo con una ensalada fresca

De todas las partes del pollo, las que concentran la mayores propiedades nutricionales son las pechugas, con un contenido elevado de proteínas. Con las pechugas prepararemos un extraordinario plato que se acompaña de una salsa muy sencilla de aceite de oliva y limón.

Lo que necesitas:
4 filetes de pechuga de pollo
1/2 pimentón rojo picado en cubos
1/2 pimentón verde picado en cubos
1 cebolla grande picadita
10 cucharadas de jugo de limón
10 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto

Para prepararlo:

Pon a macerar las pechugas en la nevera, por media hora, con una mezcla del jugo de limón con 3 cucharadas de aceite.

Sofríe la cebolla y el pimentón. Le agregas sal y pimienta cuando ya la cebolla esté dorada.

Dora los filetes en una sartén con aceite de oliva. Cuando estén listos por ambos lados, retira el pollo. Quita la sartén del fuego y coloca allí la mezcla de limón y aceite con el que maceraste. Lo pones a fuego alto y le añades sal y pimienta. Cuando hierva, lo colocas en un envase aparte para usarlo como salsa.

Acompaña estas pechugas con una ensalada fresca.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias