A ver si te animas

Rico budín de pan con calabaza: delicada preparación cremosa ¡en 3 pasos!

Este budín de pan con calabaza se cocina a baño María por eso queda con una textura suave de flan. Queda rico, tanto que puedes consumirlo tibio, por lo que puedes comerlo con una bola de helado. ¡Disfrútalo!  

Este budín de pan con calabaza se cocina a baño María por eso queda con una textura suave de flan. Queda rico, tanto que puedes consumirlo tibio, por lo que puedes comerlo con una bola de helado. ¡Disfrútalo!  

Este budín se hace con pan viejo seco y con puré de calabaza. Lleva canela y vainilla por lo que no le falta sabor. El azúcar de la preparación proviene de la leche condensada. ¡Anímate a prepararlo!

(Foto de portada:  Shameel mukkath en Pexels)

Es un budín cremoso con textura de flan / Imagen de Reinhard Thrainer en Pixabay

Para hacer este budín de pan con calabaza vas a necesitar:
500 ml de leche evaporada
250 ml de leche condensada
½ cucharadita de canela en polvo
½ cucharadita de vainilla
2 huevos
250 g de pan blanco seco y sin cortezas (cortado en trozos)
300 g de puré de calabaza

*Caramelo (opcional)
1 taza de azúcar
¼ de taza de agua
2 cucharadas de jugo de limón

¿Cómo se prepara? 
1. Haz el caramelo: pon el azúcar, el jugo y el agua en una sartén u olla pequeña y llévala al fuego. Deja que el azúcar se disuelva, sin remover. Cuando el azúcar empiece a dorarse, mueve la olla, como si estuvieras esparciendo el caramelo. Cuando tenga un color parejo, retira del fuego y vierte en un molde o flanera. Deja que el caramelo repose, mientras preparas el budín.

2. Calienta las leches (evaporada y condensada) con la canela y la vainilla a fuego bajo. Retira del fuego cuando se formen burbujas en los bordes (que es el momento justo antes de que hierva). Aparte bate los huevos en un recipiente grande y sin dejar de batir agrega poco a poco la leche caliente. Cuando ya hayas incorporado todo, vierte los trocitos de pan y deja en reposo hasta que el pan quede totalmente mojado en el líquido (más o menos 15 minutos). 

3. Ahora agrega el puré de calabaza y mezcla con el resto de la mezcla con la ayuda de una espátula. Vierte en el molde con el caramelo y tapa el molde (si no tiene tapa cubre con papel de aluminio). Lleva a un horno precalentado a 180º C (350º F) y hornea a baño María (coloca el molde dentro de una bandeja con agua caliente) durante 45 minutos.

*Puré de calabaza: limpia más o menos medio kilo de calabaza en trozos: elimina las semillas y la maraña de fibra en la que se encuentran las semillas. Coloca en una bandeja para hornear y lleva al horno durante 1 hora u hora y media a unos 200ºC. Cuando estén tiernos los pedazos (al  pincharlos con un tenedor deben estar suaves), saca del horno y deja que enfríen. Remueve la corteza y haz un puré (recuerda que para esta receta necesitas sólo 300 g). 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias