A ver si te animas

¡Regálate un desayuno de lujo con estos gofres belgas o waffles!

Aquí te mostramos una receta de gofres para que sepas cómo hacer la masa de estas ricas tostadas de origen belga, ideales para un desayuno. No es nada complicada. Como lleva levadura debes dejar que la masa crezca, pero van a quedar esponjosos. Los sacas calientitos y los acompañas con lo que quieras  

Aquí te mostramos una receta de gofres para que sepas cómo hacer la masa de estas ricas tostadas de origen belga, ideales para un desayuno. No es nada complicada. Como lleva levadura debes dejar que la masa crezca, pero van a quedar esponjosos. Los sacas calientitos y los acompañas con lo que quieras  

Para hacer los famosos gofres belgas, o como se les conoce mundialmente waffles, existen varias recetas. Esta es una que te las deja esponjosas.
Obviamente vas a necesitar la tostadora de waffles para lograr ese efecto cuadriculado característico.

Los toppings o cubiertas son al gusto

Vas a necesitar:
200 ml de leche
250 g de harina todo uso
2 huevos
150 g de azúcar común
8 g de levadura seca 
100 g de mantequilla
3 g de sal

*Coberturas
100 g de chocolate oscuro
50 g de chocolate blanco
Nueces troceadas
Fresas picadas a la mitad
Damascos o duraznos
Jarabe de arce

¿Cómo se prepara?
Calienta la leche en una olla. Antes de que empiece a hervir, pones la mantequilla para que se derrita. Deja unos segundos y retiras del fuego para que se termine de derretir con el calor. Espera que enfríe un poco y colocas allí las yemas de huevo y revuelves sin parar para evitar que se cuajen.

Coloca los ingredientes secos aparte: levadura seca (si tienes fresca serían 25 g y tienes que disolverla en un poco de leche tibia), harina, azúcar y sal. Mézclalos.

Ahora puedes verter la leche con las yemas sobre los ingredientes secos, mezcla hasta que quede una masa homogénea.

Debes cubrir con plástico de cocina o papel film esta mezcla y la dejas reposar hasta que duplique su tamaño. Debe estar en un lugar cálido. Este proceso tarda unos 40 minutos. 

Ahora, bate las claras a punto de nieve y las integras a la masa con movimientos envolventes. 

La gofrera o wafflera se engrasa con aceite vegetal y se calienta. Vierte dos o tres cucharadas  y las riegas de inmediato porque los gofres se cocinan enseguida. Cierra esta tostadora hasta que se doren. Retíralas con una espátula.

Las coberturas dependen de tu gusto: frutas, chocolate derretido, nueces, yogurt, jarabe de arce. ¡Buen apetito!

Otra receta de gofres caseros:

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias