A ver si te animas

Quesadillas de garbanzos: plato sencillo lleno de sabor ¡perfecto para compartir entre amigos!

Este plato lo tendrás listo para comer en menos de media hora porque todo lo que necesitas es mezclar ingredientes, rellenar las quesadillas y luego calentar cada una en la sartén. Estas quesadillas de garbanzos son perfectas para reuniones entre amigos: ¡por lo rápido que se preparan y por lo deliciosas!

Quesadillas de garbanzos: plato sencillo lleno de sabor ¡perfecto para compartir entre amigos!
Quesadillas de garbanzos: plato sencillo lleno de sabor ¡perfecto para compartir entre amigos!

Las quesadillas son un popular plato mexicano, tan popular que son una de las comidas callejeras más consumidas en este país. Es una tortilla de maíz doblada que se rellena con chorizo, champiñones, chicharrón, jalapeños, en fin, casi de lo que quieras. Pero lo que no te imaginas es que los principales impulsores de la quesadilla fueron los colonizadores españoles que deseaban reproducir las quesadillas catalanas y, en el Nuevo Mundo, las adaptaron a las tortillas hechas con harina de maíz.

(Foto de portada:Foto de Comida creado por timolina - www.freepik.es)

Puedes calentarlas en la parrilla también / Foto de Polina Tankilevitch en Pexels

En esta receta les haces un relleno de garbanzos muy simple, pero muy delicioso. Aquí te decimos qué necesitas para hacer unas quesadillas de garbanzos

8 tortillas de harina de maíz
400 g de garbanzos cocidos (puedes usar los enlatados)
2 tazas de queso cheddar
1 cucharada de vinagre de sidra
4 pimientos chipotles picaditos
1 cucharadita de salsa inglesa (Worcestershire)
¼ de taza de pasta de tomate
2 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de ajo triturado
1 cucharadita de mostaza 

*Salsa de cobertura
¼ de taza de aceite de oliva
¼ de cucharadita de comino
1 taza de crema agria
3 ciboulette picadas

¿Cómo se prepara?
Tritura la mitad de los garbanzos y mézclalos con la pasta de tomate, los chipotles, la mostaza, el azúcar, el ajo, la salsa inglesa y el vinagre. Añade los garbanzos que no fueron triturados y mezcla bien.

Coloca queso sobre la tortilla y parte de la mezcla de garbanzos. Dobla cada tortilla y dóralas una por una en una sartén caliente untada con aceite. Voltéalas para tostarlas por ambos lados y permitir que el queso se derrita. Corta cada quesadilla en tres pedazos.

Sírvelas en una fuente o bandeja con la salsa de crema agria al lado.

La salsa de crema agria se hace batiendo la mitad de la crema agria con el comino y aceite de oliva. Luego agrega el resto de la crema. Al final coloca la ciboulette.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias