A ver si te animas

¿Qué es el buttermilk o suero de leche? Receta para hacerlo en casa

Seguro que cuando revisas las recetas de los bizcochos húmedos te topas con este ingrediente, lo que no sabes es lo beneficioso que es para la receta. Aquí te decimos qué es y cómo hacerlo en casa

Seguro que cuando revisas las recetas de los bizcochos húmedos te topas con este ingrediente, lo que no sabes es lo beneficioso que es para la receta. Aquí te decimos qué es y cómo hacerlo en casa

El buttermilk o suero de leche es un ingrediente que se usa con frecuencia en la pastelería y panadería europea y americana porque su acidez ablanda el gluten de la harina, produciendo bizcochos y panes esponjosos, suaves y húmedos. 

(Foto principal: Foto de Pastel creado por freepik - www.freepik.es)

Pero no te confundas, no se trata de un ingrediente cremoso (por aquello de que en inglés se le llama leche de mantequilla) sino más bien de un líquido similar al que sueltan los quesos frescos. Es bajo en grasas y en el pasado era el suero que quedaba en el recipiente donde se batía la mantequilla. Ese líquido solía fermentarse con sus propias bacterias.

Hoy ya no es un producto secundario, sino que se produce industrialmente con leches pasteurizadas en las que se provoca la transformación de la lactosa en ácido láctico, es por eso que lo puedes conseguir en el supermercado en la sección de lácteos.

Prepara buttermilk casero

Pero si no lo consigues en el supermercado o abasto, la buena noticia es que puedes hacerlo en casa. ¿Para qué prepararlo en casa? Si eres fan de la pastelería y te gusta preparar bizcochos, te será de gran utilidad porque es un ingrediente que al entrar en contacto con el bicarbonato produce esponjosidad en panes, bizcochos y galletas.

Para preparar buttermilk casero necesitas 1 taza de leche entera y una cucharada de vinagre blanco o jugo de limón natural (recién exprimido). Sólo tienes que remover un poco y dejar en reposo por 10-15 minutos y ya estará listo para usar. Lo mejor es usar un frasco de vidrio con tapa, así sólo tienes que tapar y agitar.

Puedes guardarlo en la nevera y si ves que se ha separado (en sólidos y líquidos) sólo debes agitar nuevamente.

Este líquido fermentado puedes consumirlo directamente como si fuera un yogur líquido porque es una fuente de probióticos, pero toma en cuenta que tiene un sabor amargo y fuerte.


Usa buttermilk en tus recetas

No sólo se usa con bizcochos, también con preparaciones como helados, ya que los hace más cremosos. También en aderezos cremosos para las ensaladas. Pero quizás uno de los usos más importantes es para marinar el pollo, sobre todo el frito porque lo hace más blando y suave, mientras que lo recubres de cereal o pan para dejarlo crujiente por fuera.

También puedes agregarlo en las recetas de donas, galletas, browniesmuffins, magdalenas y cupcakes.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias