Potencia la salsa Pico de Gallo con chiles asados y melocotones

Potencia la salsa Pico de Gallo con chiles asados y melocotones

La salsa Pico de Gallo es un infaltable en una mesa con platos mexicanos. En tacos, tortillas, fajitas, flautas o con nachos, no hay manera en la que no aparezca este condimento. Aquí te ofrecemos una manera de potenciarla

Se dice que la salsa Pico de Gallo es tan mexicana que exhibe los colores de la bandera: verde con el chile (jalapeño o serrano), blanco con la cebolla y rojo con el tomate. Es un aderezo que más parece una ensalada que encierra sabores salados, ácidos y agrios, debido al toque de jugo de limón, cilantro fresco y sal.

(Foto de portada:Photo by David Todd McCarty on Unsplash)

Usa la combinación de chiles que más te guste / Photo by Viktor Forgacs on Unsplash


¿De dónde proviene el nombre? Nadie sabe a ciencia cierta. Se dice que porque va cortada en trocitos tan pequeños que parece una comida para picotear. Otra hipótesis es que el chile de tipo picante parece un pico de gallo. Por la razón que sea, este peculiar plato ha saltado de los platos mexicanos a otras preparaciones, por lo que no extraña que hayan aparecido novedosas versiones, como esta que te presentamos.

Para hacer 2 porciones de salsa Pico de Gallo con melocotón y chile asado vas a necesitar:
500 g de chiles frescos (de la variedad que quieras, incluso puedes mezclarlos)
1 taza de tomates maduros
4 cucharadas cilantro fresco picado
4 cucharadas cebolla roja picada
1 taza de melocotones maduros (pueden ser duraznos o damascos también)
El jugo de un limón
Sal al gusto

¿Cómo se prepara?
1. A los chiles debes eliminarles los tallitos y las semillas. Ásalos ¿de qué manera? Puedes colocarlos en el horno a 200º C: ponlos en una bandeja, rocíalos con sal y un chorrito de aceite de oliva. Ponlos durante una hora. Al cabo, los volteas y los dejas media hora más. Permite que enfríen y así los cortas en cuadritos.

2. Los tomates maduros debes picarlos en cubitos, al igual que los melocotones. Colócalos en un recipiente y agrégales los chiles. Añade la cebolla y el cilantro. Remueve y vierte el jugo de limón y la sal.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias