A ver si te animas

No deseches una mermelada ácida, aquí te decimos cómo arreglarla

¿Hiciste una mermelada y no te quedó como esperabas? Las mermeladas caseras están de moda y son más saludables, porque evitas esos conservantes químicos que nada aportan a tu salud. Aquí unos tips para los que hayan intentado y no les haya ido bien con las mermeladas  

¿Hiciste una mermelada y no te quedó como esperabas? Las mermeladas caseras están de moda y son más saludables, porque evitas esos conservantes químicos que nada aportan a tu salud. Aquí unos tips para los que hayan intentado y no les haya ido bien con las mermeladas  

Para preparar mermeladas caseras siempre se aconseja agregar un poco de jugo de limón, pero no siempre es tan recomendable. Porque si se trata de frutas muy ácidas, puede que el limón potencie esa acidez. Si te ha pasado eso, y tienes una mermelada ácida, piensa que aún puedes arreglarla.

Con un toque de bicarbonato deberías resolver el problema

Esto es lo que puedes hacer:

1. Vuelve a ponerla al fuego (llama baja para que no se queme). Revuelve y empieza a agregar azúcar poco a poco y vas probando, hasta llegar al punto dulce que deseas. No siempre da resultado, pero vale la pena intentar con la solución más obvia.

2. Prueba con un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio. Lleva la mermelada al fuego, cuando empiece a hervir le pones esa cantidad de bicarbonato. Va a hacer espuma por la reacción del bicarbonato con el ácido. Retira del fuego y mezcla vigorosamente para evitar que queden grumitos. Este debería ser un truco infalible.

3. Si aún sigue la acidez, entonces llévala al fuego y agrega más fruta, azúcar y una cucharada de fécula de maíz (maicena). Saldrá más mermelada, pero menos ácida. 

Ahora, ¿qué pasa si el problema es que está muy dulce? Ponle un acidificante, como el jugo de limón, para que no se formen cristales de azúcar. También puedes usar vinagre.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias