A ver si te animas

No compres más: haz tus propios chips crujientes de papas en 10 minutos y ¡sin freír!

Estos chips de papas o patatas te van a gustar mucho porque te van a quedar mejores que los que se venden en bolsas y latas. ¡Son más sanos! Porque no tienen conservantes. Sólo tendrán los condimentos que tú quieras colocarles  

Estos chips de papas o patatas te van a gustar mucho porque te van a quedar mejores que los que se venden en bolsas y latas. ¡Son más sanos! Porque no tienen conservantes. Sólo tendrán los condimentos que tú quieras colocarles  

Lo que te tiene que preocupar de esta receta es cortar las papas (o patatas) en finas rodajas, para lo que te puedes ayudar con una mandolina, el rallador de queso (porque algunos traen para rallar en láminas) o un cuchillo bien afilado.

(Foto principal by Emiliano Vittoriosi on Unsplash)

Quedan doradas y crujientes en apenas 10 minutos en el horno / Foto de Oleg Magni en Pexels

Ten en cuenta que no todas las papas sirven para este tipo de preparación. Las ideales son las que tienen menos almidón. En general, las de corteza rosada y piel blanca son las mejores.

Para esta receta fácil de chips de papas vas a necesitar (sin cantidades porque eso queda en tus manos): 

Papas 
Sal
Páprika
Aceite de oliva
Puedes incorporar hierbas como romero o perejil

¿Cómo se preparan?
Lava bien las papas y córtalas en láminas con la ayuda de una mandolina o con un rallador de queso (algunos traen para cortar láminas). Si no los tienes,  puedes cortarlas finamente con un cuchillo muy bien afilado. Recuerda que deben ser unas rodajas muy finas. Toma en cuenta que no te pedimos que pelaras las papas, para que les dejes esa corteza a los chips. Pero si quieres, puedes pelar las papas antes de hacer las láminas.

Cuando hayas picado todas las papas que quieras preparar, entonces es importante eliminar el almidón: ponlas en un recipiente, cúbrelas con agua fría y las dejas remojando por 40 minutos. Luego, las enjuagas y las secas con toallas de papel absorbente (del que usas para la cocina). Les pones un papel abajo y otro arriba y presionas para secar.

Ahora pincelas cada uno de los chips con aceite de oliva (también puedes colocar el aceite en un atomizador y les aplicas un “spray” de aceite).  Los colocas en una bandeja cubierta con papel para hornear y los pones en el horno a 180º C (350º F) durante 10 a 15 minutos. Cuando los saques del horno puedes rociarlos con sal, pimienta o páprika.


Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias