A ver si te animas

Mermelada casera de piña y naranja: sabor tropical en apenas 2 pasos

Esta jalea para untar es deliciosa y full de sabor, porque con estas frutas tropicales no hay plato que acompañen que pase inadvertido. Esta mermelada sirve para tostadas, galletas, sándwiches, cupcakes y hasta bizcochos. Toma nota para que la hagas y la pruebes en una ocasión especial  

Esta jalea para untar es deliciosa y full de sabor, porque con estas frutas tropicales no hay plato que acompañen que pase inadvertido. Esta mermelada sirve para tostadas, galletas, sándwiches, cupcakes y hasta bizcochos. Toma nota para que la hagas y la pruebes en una ocasión especial  

Ácidos y dulces son los acentos que da esta mermelada tropical de piña, naranjas y limones. Es una nota de sabor y frescura en cualquier plato que acompañe. ¡Anímate a elaborar esta rica mermelada!

Tarda un poco más de una hora en cocinarse

Para esta mermelada casera de piña y naranja vas a necesitar:

1 piña madura
2 naranjas
2 limones
450- 500  g de azúcar

¿Cómo se prepara?
1. El primer paso es limpiar y trocear las frutas. La piña debes pelarla y eliminar el centro. Córtala en pedazos. Pela las naranjas y limones, desechando toda la parte blanca, que es la que amarga las preparaciones. Pícalos en pedazos, eliminando también las semillas. Pasa las frutas por una licuadora o procesador para hacer un puré.

Coloca el puré de frutas (y el jugo resultante) en una olla con el azúcar, los tapas con un paño y los dejas reposar por una hora. La cantidad de azúcar depende de cuán dulces están la piña y las naranjas.

2. Al cabo de la hora, lleva la olla a fuego medio, revolviendo constantemente para evitar que la fruta se pegue al fondo. Deja que se cocine por una hora a fuego bajo, tiempo en el que pasará de una mezcla líquida a una espesa. Ya podrás retirarla del fuego. Toma en cuenta que cuando se enfríe, la mezcla se espesará aún más.

Recuerda guardar las mermeladas caseras en frascos de cristal esterilizados. Los frascos los debes llenar con la mezcla aún caliente hasta arriba (no hay que dejar espacio para que se forme moho), los cierras y los pones en una olla llena de agua que va al fuego durante 20 minutos.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias