A ver si te animas

Listos en pocos minutos: 2 postres fáciles con leche condensada

Con leche condensada no necesitas muchos ingredientes para conseguir unos espectaculares postres. Aquí te mostramos dos que se elaboran con 3 ingredientes: el primero son galletas y el segundo, bombones. ¡Así que no necesitas mucho para ser feliz!  

Listos en pocos minutos: 2 postres fáciles con leche condensada
Listos en pocos minutos: 2 postres fáciles con leche condensada

La leche condensada es una creación de la industrialización de Estados Unidos en el siglo XIX. En principio, era una manera de preservar por más tiempo la leche y mejorar su calidad. Luego se convirtió en un alimento primordial en la Guerra de Secesión, ya que no necesitaba refrigeración.

(Foto principal: Foto de Comida creado por freepik - www.freepik.es)

Las galletas se hornean en 20 minutos / Photo by Jason Leung on Unsplash


A esta leche se le ha extraído parte del agua y sustituido por azúcar, lo que la hace espesa y muy azucarada. Es ahora el ingrediente principal de muchos postres, como estos que te mostramos.

Galletas de almendras y leche condensada
Ingredientes

200 g de leche condensada
100 g de mantequilla
275 g de harina de almendras

Preparación

1. Enciende el horno a 180º C (350º F). Engrasa una bandeja para hornear y recubre con papel de hornear.

2. Bate la mantequilla con la leche condensada. Cuando estén bien integradas, añade la harina poco a poco y mezcla. 

3. Cuando la masa tome una consistencia compacta pero firme, amasa con tus manos y forma bolitas. Colócalas en la bandeja y hornea durante 20 minutos.

Rinde entre 10 y 12 galletas.

Bombones de cacao y leche condensada
Ingredientes

380 g de leche condensada
4 cucharadas de cacao sin azúcar
2 cucharadas de mantequilla

Preparación

1. Prepara un molde de brownies forrado con papel film.

2. Mezcla la leche con el cacao. Cuando estén integrados, lleva a fuego medio sin dejar de revolver. Cuando empiece a hervir, agrega la mantequilla y revuelve vigorosamente mientras se espesa. Cuando pases la cuchara por el fondo y la mezcla se despega, retira del fuego.

3. Vierte en el molde y envuelve por completo con plástico de cocina. Refrigera por 2 horas.

4. Corta en cuadritos y espolvorea con cacao.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias