A ver si te animas

Lista de 10 sales saborizadas más usadas en el mundo (+receta)

La sal es la clave del sabor en la preparación de nuestros platillos favoritos, si la combinas con otras especias podrás conseguir un condimento perfecto para cualquier receta, aquí encontraras las 10 sales saborizadas más usadas, además de su elaboración.

La sal es la clave del sabor en la preparación de nuestros platillos favoritos, si la combinas con otras especias podrás conseguir un condimento perfecto para cualquier receta, aquí encontraras las 10 sales saborizadas más usadas, además de su elaboración.

Sal de perejil

Sal de perejil: coloca en un recipiente 30 gramos de perejil y tritura con la batidora de inmersión. Añade 100 mililitros de agua y sigue triturando, cuela para extraer el agua del perejil, en un plato coloca la cantidad de sal que quieras aromatizar y mójala con el agua de perejil, añadiendo el agua poco a poco para no pasarte de líquido, esparce bien la sal y deja que se seque removiendo de vez en cuando.

Sal de perejil

Sal de Naranja: rallar la piel de una naranja la noche anterior, y deja que se seque. Al día siguiente cuando esté seca, rompe la ralladura con los dedos, e incorpora la sal en escamas mezclando bien ambos ingredientes.

Sal de pétalos de rosa y romero

Sal de pétalos de rosa y romero: Es una sal perfecta para carnes y mariscos, deja secar unos cuántos pétalos de rosa y unas hojitas de romero. Cuando estén secas rompe con los dedos para que los trocitos sean más pequeños, y mezcla con la sal.

Sal de seta

Sal de setas: Esta sal adereza perfectamente con cremas, ensaladas y carnes. Compra una bolsa de setas secas en el supermercado, tritura las setas con la ayuda de un procesador, mezcla con la sal.

Sal de vainilla

Sal de vainilla: Es una sal ideal para platos con foie, langostinos o magret de pato, impregna la sal con la esencia de vainilla y dejar que se seque.

Sal de vino

Sal de vino: Puedes hacer este tipo de sal con cualquier tipo de vino que quieras, impregna la sal con el vino que hayas escogido y deja reposar hasta que se evapore por completo.

Sal de albahaca

Sal de albahaca: Perfecta para ensaladas, lava y seca las hojas de albahaca y pon un cazo con 50 gramos de agua a cocer, cuando rompa a hervir quítalo del fuego e incorpora la albahaca y tapa. Deja reposar hasta que se enfríe. Y licúa la albahaca. Extiende en una bandeja la sal y vierte sobre ella el zumo de esa albahaca sin que la sal quede inundada, remueve hasta que mezclen bien.

Sal con ají

Sal con ají: Utiliza una cucharada de ají molido y 3 cucharadas de sal de escama, mezcla todo hasta que quede perfecto y guarda en un tarro para utilizarla en tus platos favoritos.

Sal de azafrán

Sal de azafrán: Mezcla en un recipiente el azafrán bien picadito y la sal hasta que todo esté bien unido, guárdalo en un tarro y utilízalo en arroces y sopas.

Sal de hierbas

Sal de hierbas: Pon en un recipiente tomillo y romero seco y mezcla con la sal. Quedará perfecta para tus ensaladas y pescados.

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Más Noticias

Más Noticias