A ver si te animas

Fresas con chocolate: la receta más fácil y deliciosa para compartir ¡listas en 5 minutos!

Es el clásico de los enamorados: fresas con chocolate. Las fresas porque representan una forma de corazón. El chocolate porque es uno de los alimentos más deliciosos, pero también uno de los que nos produce más bienestar debido a los compuestos que contiene. ¡Conoce más de esta receta del amor! Aquí te decimos cómo prepararlas  

Es el clásico de los enamorados: fresas con chocolate. Las fresas porque representan una forma de corazón. El chocolate porque es uno de los alimentos más deliciosos, pero también uno de los que nos produce más bienestar debido a los compuestos que contiene. ¡Conoce más de esta receta del amor! Aquí te decimos cómo prepararlas  

Las fresas han sido vinculadas desde siglos al amor. Quizás por su color rojo. Se dice que hasta se les consideraba la fruta de la diosa Venus. Más recientemente se les ha reconectado, por su forma, con el símbolo del amor, el corazón, y por eso cuanta receta existe para enamorados las incluye.

La tradición de bañarlas con chocolate, otro alimento vinculado al amor debido al mito de que es afrodisíaco, es reciente. Se cuenta que salió de una tienda de comida gourmet de Chicago, en la década de 1960, cuando la encargada bañó unas fresas en chocolate derretido y dejó que el chocolate endureciera, luego los ofreció a sus clientes y se convirtió en un éxito inmediato.

(Foto de portada: Thalia Ruiz on Unsplash)

Son tan ricas que nunca tendrás suficientes / Photo by Serghei Savchiuc on Unsplash

El chocolate, aunque no es el afrodisíaco que muchos piensan, sí contiene un aminoácido llamado triptófano, que nuestro organismo convierte en melatonina y serotonina. La primera ayuda a regular el sueño y la segunda contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo.

Para hacer fresas con chocolate vas a necesitar:
12 Fresas (lavadas y secas)
2 barras de chocolate oscuro (150 g cada una) también puedes usar chispas de chocolate
1 cucharada de leche condensada
1 cucharada de mantequilla sin sal

*Coberturas extra
Nueces o almendras trituradas
Coco rallado 
Pistachos triturados
Chocolate blanco derretido

¿Cómo se preparan?
1. Lava bien las fresas. Pon especial atención al tallo, ya que vas a dejarle las hojas. Sécalas con toallas de papel. 

2. Derrite a baño de María los chocolates, previamente troceados, junto a la leche condensada y la mantequilla. Remueve para que se integren. Cuando se hayan derretido, aparta del fuego y que enfríe un poco.

3. Sumerge las fresas en el chocolate. Colócalas en una fuente o bandeja cubierta con papel vegetal. Colócales encima las nueces, el coco o pistacho. El chocolate blanco derretido puedes verterlo en una bolsita plástica, córtale una de las esquinas (a modo de hacer una manga pastelera improvisada) y glasea esparciendo como una especie de hilo sobre las fresas “achocolatadas”.

4. Refrigéralas más o menos 15 minutos.

Consejos:
* Escoge fresas medianas (tienen mejor sabor que las muy grandes) que no estén muy maduras o tengan partes estropeadas. 
* Procura que estén a temperatura ambiente antes de remojarlas en el chocolate.
* Deja que el chocolate enfríe antes de mojar las fresas.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias