A ver si te animas

Esponjoso y saludable: Prepara este riquísimo pan casero bajo en carbohidratos con 4 ingredientes y en 4 sencillos pasos ¡Sin harinas blancas!

No hay nada más rico y placentero en la gastronomía que hacer pan. Tan simple como mezclar agua, harina y levadura. Su simpleza lo hace aún más perfecto. Con estos tres ingredientes básicos que nunca faltan en cualquier hogar, podemos lograr las más deliciosas y esponjosas preparaciones.Animate y probá esta receta deliciosa y saludable.  que combina los beneficios de la remolacha y la delicia de los panificados. 

No hay nada más rico y placentero en la gastronomía que hacer pan. Tan simple como mezclar agua, harina y levadura. Su simpleza lo hace aún más perfecto. Con estos tres ingredientes básicos que nunca faltan en cualquier hogar, podemos lograr las más deliciosas y esponjosas preparaciones.Animate y probá esta receta deliciosa y saludable.  que combina los beneficios de la remolacha y la delicia de los panificados. 

La receta más antigua de la gastronomía es la del pan casero. Si bien se prepara a base de agua y harina, las recetas y las técnicas de amasado a lo largo del tiempo fueron cambiando y  adaptando su receta para lograr los panes mas raros y deliciosos, capaces de seducir cualquier paladar. Esta receta de pan casero de remolacha es una de estas novedosas adaptaciones. Una receta simple, súper sabrosa y nutritiva que no podés dejar de probar. La remolacha le agrega esa nota de color y sabor que lo hacen exquisito. Anímate y prueba esta delicia.

(Foto de portada: @victoria_veggie)

Pan casero de remolacha . Foto: @victoria_veggie

Ingredientes:

Cómo prepararlo:

Procesar las remolachas cocidas (sin cáscara) junto con la cucharada de aceite hasta hacer como un puré.

Colocar la harina en forma de corona. Agregar la sal por el borde, y  en el centro colocar el puré de la remolacha, la levadura y el aceite. Integrar bien y poco a poco ir agregando agua a medida que la masa lo pida. Amasar bien y dejar levar  1 hora el bollo tapado para que no se seque. 

Dividir  la masa en bollos más pequeños y amasar un poco cada bollo sin aplastarlos. Colocar los bollos sobre una asadera con papel manteca en la base. Dejar levar otros 30 minutos

Espolvorear con semillas por encima y llevar al horno precalentado. Cocinar a fuego medio/fuerte hasta que se doren por fuera.

Melanie Cossetti

Bióloga de profesión. Cocinera aficionada. Especialista en marketing digital y creadora de contenidos.+ info

Más Noticias

Más Noticias