A ver si te animas

Ensalada César, una delicia de todos los tiempos

Una mezcla de vegetales siempre va muy bien maridada con cualquier ingrediente que queramos destacar, por su frescura y aromas característicos. También podemos hacerla de frutas y vegetales, como la receta de hoy, muy fácil y de mucho sabor.

Una mezcla de vegetales siempre va muy bien maridada con cualquier ingrediente que queramos destacar, por su frescura y aromas característicos. También podemos hacerla de frutas y vegetales, como la receta de hoy, muy fácil y de mucho sabor.

Veamos una manera sencilla de preparar una variante de vegetales con estos deliciosos ingredientes, lechigas y queso con pollo, sobre una base universal que nos permitirá disfrutar de todos los matices de su sabor silvestre. Esta receta tiene mucho sabor con pocos ingredientes.

Variante de la ensalada César

Ingredientes:

Preparación:

Paso 1

Cocer la pechuga de pollo durante 12 minutos en una cazuela amplia con agua junto con la hoja de laurel, la cebolla partida, unos granos de pimienta y una pizca de sal. Dejarla entibiar en el agua de cocción y luego escurrirla y cortarla en lonchas muy finas con un cuchillo afilado. Lavar las hojas de lechuga romana bajo e lagua del grifo, secarlas bien y cortarlas en trozos de unos 2 cm de lado. Cortar el queso Parmesano en escamas finas.

Paso 2

Retirar la corteza a las rebanadas de pan de molde y congelarlas para poder cortarlas perfectamente en dados de 1'5 cm de lado. Después, colocar los dados de pan de molde en una fuente refractaria y hornearlos bajo el grill del horno durante unos 4 minutos. Retirar el germen central del diente de ajo y picarlo finamente. Picar las anchoas. Exprimir un limón para obtener una cucharada de su zumo. Verter el aceite de girasol en el vaso de la batidora y agregar el zumo, el huevo y las anchoas y el ajo picados.

Paso 3

Triturar hasta obtener una salsa emulsionada. Disponer la lechuga romana en el fondo de una ensaladera o en platos individuales y completar con las lonchas de pollo frío, las escamas de Parmesano y los daditos de pan de molde tostados. Decorar con unos filetes de anchoa en el centro y la salsa César. Existen numerosas versiones de la salsa César. Puede completarse con unas gotas de vinagre, salsa Worcester, una cucharadita de mostaza o, incluso, con unas gotas de salsa Tabasco. También puede añadirse un poco de queso Parmesano u otro queso a la salsa.

El truco:

Para obtener unos dados perfectos de pan de molde es conveniente congelarlo antes de cortarlo. Si se desea, pueden sazonarse con aceite y sal antes de hornearlos. Para que no se humedezcan, dejar enfriar sobre una rejilla.

J.R. Cordero

Periodista, escritor. Amante de la poesía, la buena música y el queso. Especialista en contenidos digitales. + info

Más Noticias

Más Noticias