A ver si te animas

Dos deliciosas versiones de leche condensada: con especias o al café

Cualquiera de las dos sirve para rellenar o cubrir postres o para “coronar” galletas de mantequilla. O puedes hacer ricos batidos cremosos con estas leches condensadas repotenciadas. Las puedes tener en el refrigerador, listas para acompañar cupcakes o magdalenas. Son recetas dulces fáciles para salir de cualquier apuro  

Cualquiera de las dos sirve para rellenar o cubrir postres o para “coronar” galletas de mantequilla. O puedes hacer ricos batidos cremosos con estas leches condensadas repotenciadas. Las puedes tener en el refrigerador, listas para acompañar cupcakes o magdalenas. Son recetas dulces fáciles para salir de cualquier apuro  

La leche condensada se ha convertido en uno de los ingredientes fundamentales de la pastelería. Por eso no es mala idea saborizarla y darle unos matices especiales para que acompañe algún postre, sirva de topping para cupcakes o helados o se convierta en una crema para “mojar” las galletas.

La leche condensada con especias debes conservarla en la nevera

Aquí presentamos dos maneras de hacer leche condensada con sabor: al café o con especias. La mezcla de especias puedes hacerla a tu gusto.

*Leche condensada al café
250 g de leche de origen animal o vegetal (leche de vaca o almendras)
10 g de café soluble 
200 g de leche en polvo
30 g de stevia (o cualquier otro edulcorante de tu preferencia)

¿Cómo se prepara?
Coloca en la licuadora (blender) o en el vaso de la batidora de mano, la leche y el café soluble. Bate hasta que se integren. Luego añade la leche en polvo y la stevia.
Bate sin parar hasta que se integren en una crema fina y homogénea. En principio quedará muy líquida, pero toma en cuenta que después del refrigerado se espesará. Cuando tengas la crema fina, prueba para corregir el nivel de dulce (si lo necesita).

Ponla en un recipiente con tapa y llévala a la nevera. Si al momento de usar, notas que está muy dura y poco manejable, prueba dejarla unos minutos en un lugar cálido. Si no da resultado, puedes ponerla unos segundos en el microondas. Puedes aligerarla un poco con leche líquida y vuelves a batir.

*Leche condensada con especias
100 g de leche en polvo
85 g de agua
120 g de azúcar
20 gramos de especias: 5 gramos de jengibre, 5 gramos de canela, 2 gramos de pimienta y 5 gramos de vainilla y 3 de clavo

¿Cómo se prepara?
Las especias deben estar molidas finamente y luego deben ser tamizadas.
Coloca todos los ingredientes en una olla y cocina a fuego medio, siempre revolviendo. Cuando caliente baja el fuego y no dejes de revolver, cuando empiece a espesar retira la olla del fuego. Deja que enfríe y coloca la mezcla en un recipiente con tapa en el refrigerador.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias