Disfruta este pastel de queso con yogurt ¡sin mantequilla, sin huevo y sin horno!

Disfruta este pastel de queso con yogurt ¡sin mantequilla, sin huevo y sin horno!

Este pastel es un dulce de Pascua que no requiere grasas más que las que aporta la leche condensada, mientras que la parte ácida y salada la ponen el yogurt griego y el queso ricota. Es un manjar cremoso con una base de galletas. ¡Toma nota!  

Los pasteles de queso son una reliquia ancestral que viene de la época del Imperio Romano. Sí, es cierto. Es sólo que una de las fórmulas que ha llegado a nuestros días usa quesos bajos en grasa y una combinación comercial de azúcar y leche, lo que hace que la mezcla se realice de manera más rápida y fácil.

(Foto de portada: Photo by Tina Guina on Unsplash )

Este postre es un manjar lácteo / Photo by Olena Sergienko on Unsplash

Para hacer este pastel de queso con yogurt vas a necesitar:
1 lata de leche condensada (395 g)
½ kilo de yogurt griego natural
½ kilo de queso ricota 
La ralladura y el jugo de medio limón

* Corteza o base
90 g de miel
140 g de galletas tipo María
50 g de nueces trituradas (opcional)

¿Cómo se prepara?
1. Base: tritura las galletas en la licuadora o el procesador. Mezcla las galletas, la miel y las nueces trituradas hasta obtener una pasta. Coloca esta pasta en el fondo de un molde. Refrigera.

2. Relleno: Bate la leche condensada con la ricota. Corta la ricota en trocitos y será más fácil de batir. Luego agrega poco a poco el yogurt. Cuando tengas listas la mezcla, sin grumos, agrega la ralladura y el jugo.

Vierte sobre la corteza y refrigera por al menos 2 horas.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias