Descubre el postre más esponjoso: Bizcocho Gallego de Pascua ¡con apenas 3 ingredientes!

Descubre el postre más esponjoso: Bizcocho Gallego de Pascua ¡con apenas 3 ingredientes!

De todos los bizcochos esponjosos, el tradicional gallego queda con una costra crujiente debido a que contiene más azúcar que harina y con la cantidad de huevos que tiene se produce una miga que parece de algodón. ¡Pruébalo!  

Este Bizcocho Gallego de Pascua se mantiene en perfectas condiciones durante una semana. La mejor manera de elaborarlo es con la ayuda de batidora eléctrica para poder darle volumen a las yemas y las claras. Y como todos los bizcochos esponjosos auténticos no tiene lactosa, ni levadura, ni grasa.

(Foto de portada: Photo by Ali Tarhini on Unsplash)

Rica opción esponjosa que puedes decorar con glaseado de limón / Photo by Ali Tarhini on Unsplash

Para hacer este Bizcocho Gallego de Pascua vas a necesitar:
10 huevos a temperatura ambiente
300 g de azúcar
200 g de harina de trigo
1 pizca de sal
El jugo y ralladura de medio limón (opcional)

*Glaseado (opcional)
200 g de azúcar glass
2 cucharadas de leche
2 cucharadas de jugo de limón

¿Cómo se prepara?
1. Separa las claras de las yemas. Bate las yemas y agrega poco a poco el azúcar, siempre batiendo. Continúa batiendo hasta que doble su volumen. Este paso tarda entre 8-10 minutos.

2. Ahora incorpora la harina tamizada en tres tandas: hazlo usando una espátula o paleta para incorporar la harina a la mezcla de manera envolvente y así las yemas no pierden el aire ganado en el batido.

3. Enciende el horno a 180º C (350º F). Unta un molde con mantequilla, espolvoréale harina de trigo. A continuación, bate las claras. Antes de empezar añade la pizca de sal. Bate primero a baja velocidad. Cuando aparezcan las burbujas, aumenta la potencia y continúa hasta que se formen picos firmes. 

4. A continuación, incorpora las claras a la mezcla: hazlo en tres tandas y mezcla de manera envolvente. Cuando tengas todo integrado, vierte en el molde. Aplana la superficie con la espátula.
Baja la temperatura del horno a 160º C (320º F) y coloca el molde dentro. Hornea durante 50 minutos. Comprueba que está listo, pinchando el centro con una brocheta o palillo, si sale limpio, entonces ya está listo. Apaga el horno, deja el bizcocho adentro y deja entreabierta la puerta para que el calor se escape poco a poco.

Saca del horno cuando tome temperatura ambiente. Aguarda a que enfríe bien para desmoldar. Decora con azúcar impalpable o glaseado de limón.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias