A ver si te animas

¿Desayuno fácil y delicioso? Te presentamos el sándwich Montecristo

¿Cansado del desayuno de siempre? Aquí te enseñamos cómo hacer el sándwich Montecristo, que es una variación del sándwich francés Croque Monsieur creado en París en 1910. El Montecristo surgió cuarenta años después, en California. Se diferencia del francés porque además de queso y jamón lleva pechuga de pavo, mostaza y se reboza en huevo. ¡Tienes que probar este clásico americano!  

¿Cansado del desayuno de siempre? Aquí te enseñamos cómo hacer el sándwich Montecristo, que es una variación del sándwich francés Croque Monsieur creado en París en 1910. El Montecristo surgió cuarenta años después, en California. Se diferencia del francés porque además de queso y jamón lleva pechuga de pavo, mostaza y se reboza en huevo. ¡Tienes que probar este clásico americano!  

Este súper sándwich es una bendición para los que aman los desayunos salados, lejos de barras de cereal o muffins, o incluso tostadas francesas. Este plato no tiene nada de dulce, pero mucho de sabor: mostaza, jamón de York (o ahumado si lo prefieres), queso y jamón de pavo.

(Foto principal: Rebecca Humann en Pixabay)

Cada sándwich lleva tres rebanadas de pan

Para dos sándwiches Montecristo vas a necesitar:

6 rebanadas de pan rebanado
2 huevos grandes
4 rebanadas de queso gouda
2 rebanadas de jamón ahumado
2 rebanadas de jamón de pavo
1 cucharada de mantequilla
3 cucharadas de mayonesa
2 cucharadas de mostaza
50  ml de leche

¿Cómo se prepara?
En un recipiente mezcla la mayonesa y la mostaza hasta tener una salsa homogénea. Extiende esa salsa sobre dos rebanadas de pan  que servirán de base para cada sándwich.

Sobre cada base pones dos rebanadas de queso y una de jamón York. Es importante que no superen el tamaño del pan. Esta preparación es cubierta por otra rebanada de pan previamente untada con la mezcla de mayonesa y mostaza.  

Seguidamente, vuelves a untar el pan de molde por la cara superior. Esta vez se agregan las lonchas de pavo y se cubre con otra rebanada de pan. Cada sándwich lleva tres rebanadas de pan.

En otro recipiente bates la leche con los huevos mientras vas derritiendo la mantequilla en una sartén. Rebozas los sándwiches en la mezcla de leche y huevos cubriéndolos por completo y lo llevas a la sartén hasta que doren. Una vez hechos se puede quitar el exceso de grasa con un papel absorbente.

El sándwich Montecristo puede servirse solo, o acompañado de una ensalada o con fruta. También puedes darle un toque dulce con mermelada.

A continuación otra receta de sándwiches Montecristo:

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias