Croquetas fáciles de queso manchego y papas: cremosa guarnición en pocos pasos

Croquetas fáciles de queso manchego y papas: cremosa guarnición en pocos pasos

A estas croquetas les das forma gracias a los garbanzos y el puré de papas, que le dan consistencia a estas bolas. ¡Anímate a probarlas!  

El Manchego es uno de los quesos españoles más conocidos fuera de la Península Ibérica, con él se hacen deliciosas preparaciones en las que resalta su sabor intenso. Una de las recetas más fáciles es esta de croquetas, que quedan súper cremosas.

(Foto de portada: chudesabyvaut en Pexels)

Se reboza en harina, huevo y pan rallado / Foto de Anton Uniqueton en Pexels

Este queso se elabora con leche de oveja de raza manchega y se produce en la zona geográfica que comprende Albacete, Cuenca, Ciudad Real y Toledo. Se reconoce por su sabor ácido e intenso.

De esta receta salen 32 croquetas para 8 personas, una ración de 4 para cada una. Para hacer 8 porciones de croquetas de queso manchego vas a necesitar:

½ taza de queso manchego rallado
400 g de garbanzos en lata
1 taza de puré de papas
1 cebolla 
1 cucharada de ajo en rodajas
½ taza de harina de trigo
1 cucharadita de adobo
½ cucharadita de páprika
1 taza de pan rallado
2 huevos 
¾ de taza de aceite vegetal

¿Cómo se prepara?
1. Calienta aceite en una sartén. Sofríe, a fuego medio, la cebolla picada en trocitos y el ajo en rodajas. Cuando transparenten las cebollas, retira del fuego.

2. Licúa o procesa la cebolla y el ajo con los garbanzos escurridos y enjuagados. Luego añade el puré, 2 cucharadas de harina, 1 huevo, el adobo y la páprika. Licúa bien. Vierte en un recipiente y agrega el queso. Mezcla bien y refrigera por 30 minutos.

3. Saca la masa de la nevera. Divide la masa en 32 porciones. Dales forma de bolitas y congela por 1 hora.

4. Organiza los platos para el rebozado: uno con harina de trigo, otro con 1 huevo batido y otro con pan rallado. Pasa las croquetas en ese orden.

5. Coloca aceite en una sartén. Pasa las croquetas por este aceite durante unos 5 minutos o hasta que se doren bien. Colócalas en un plato forrado con papel absorbente. Coloca en una bandeja y espolvorea con perejil picado.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias