A ver si te animas

Conoce la tarta alemana de queso: demasiado cremosa ¡es fácil de preparar y divina!

Esta es la cheesecake alemana que se hace con un relleno de queso Quark, que es un lácteo entre yogurt griego y queso fresco. En esta receta te recomendamos los quesos frescos y bajos en grasa o los que se hacen con suero. De cualquier manera, esta receta es muy sencilla porque todo se trata de batir todos los ingredientes y luego hornearlos

Esta es la cheesecake alemana que se hace con un relleno de queso Quark, que es un lácteo entre yogurt griego y queso fresco. En esta receta te recomendamos los quesos frescos y bajos en grasa o los que se hacen con suero. De cualquier manera, esta receta es muy sencilla porque todo se trata de batir todos los ingredientes y luego hornearlos

Preparar esta cheesecake alemana te va a tomar muy pocos minutos, aun cuando tienes que hacer la corteza (es decir, no es corteza de galletas), pero igual es demasiado fácil de hacer. Así que ponte delantal y ¡manos a la obra! Si está a tu alcance usar queso Quark será aún mejor, si no aquí te damos la opción de usar quesos frescos con yogurt.

(Foto de portada: Imagen de RitaE en Pixabay)

Queda muy cremosa gracias a la combinación de queso con yogurt / Imagen de congerdesign en Pixabay

*Base o corteza
200 g de harina todo uso
140 g de mantequilla blanda
60 g de ázucar
1 cucharadita de vainilla
1 huevo
1 cucharadita de polvo de hornear

* Relleno:
750 g de queso cottage o requesón (también puedes usar ricota que es un queso con un toque más dulce)
2 huevos
½ taza de yogurt griego
200 g de azúcar
1 cucharadita de vainilla
100 ml de aceite vegetal
½ litro de leche
El jugo de 1 limón

¿Cómo se prepara?
1. La corteza se hace batiendo todos los ingredientes y luego amasas un poco con las manos para compactar la mezcla. Luego, estira la masa y corta según la base del molde que vas a usar (es decir, ponlo encima de la masa y cortas según el tamaño). Pon la masa en la base y con la masa sobrante forras los lados.

2. El relleno se elabora batiendo todos los ingredientes (menos el jugo de limón) hasta obtener una masa cremosa sin grumos. Al final le agregas el jugo de limón, bates un poco y viertes sobre la corteza de masa. Hornea durante 45 minutos. Apaga el horno y deja la tarta adentro hasta que se enfríe. Luego lleva a la nevera por media hora.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias