Conoce el fácil paso a paso para hacer auténticos ñoquis

Conoce el fácil paso a paso para hacer auténticos ñoquis

Los ñoquis son una de las pastas más tradicionales de Italia y tienen la particularidad de que se confeccionan con trigo y papa, por lo que componen un plato muy contundente. Aquí te decimos cómo prepararlos y tenerlos listos para el próximo Día de los Ñoquis  

Los gnocchi, o como los llamamos en español: ñoquis, son un plato de larga historia en Italia. Más precisamente, eran uno de los platos preferidos en las culturas que existieron antes de que se estableciera la República Italiana, como eran los romanos y los etruscos. Ya estas civilizaciones hacían pastas y panes con el trigo. Una de esas pastas eran los gnocchi, que tomaron la forma que hoy conocemos en el siglo XVII cuando la papa o patata llegó a Europa y complementó la receta original.

(Foto de portada:Photo by Sebastian Coman Photography on Unsplash)

Dale forma con un tenedor / Photo by Gábor Molnár on Unsplash

Fuera de Italia, por supuesto que son muy apreciados. Por ejemplo, en Argentina existe la tradición de celebrar el Día de los Ñoquis cada 29 de mes, una tradición nacida de la costumbre de los inmigrantes italianos de conmemorar el 29 de junio, el Día de San Pedro y San Pablo, con una fiesta de ñoquis. Luego, la costumbre se extendió a todos los 29.

Aquí te decimos cómo hacerlos de la manera más fácil, para eso vas a necesitar:
½ kilo de papas o patatas
100 g de harina de trigo
1 huevo pequeño
1 pizca de sal

¿Cómo se preparan?
Lava bien y pela las papas. Córtalas en cubos se similar tamaño para que se ablanden al mismo tiempo. Cocínalas en agua y cuando estén tiernas, haz un puré. Mézclalas con la harina, el huevo y la sal.  

Procede a amasar hasta que obtengas una mezcla compacta y elástica (que no se pegue a tus manos, ni a la superficie). Divide la masa en varias porciones. Cada porción la vas a estirar como una salchicha o un rollito de más o menos 1 cm de grosor y los vas a cortar en cuadritos. Luego cada cuadrito se darás una forma ovalada y lo presionas con un tenedor. 

Resérvalos en una toalla de cocina, mientras los vas cocinando en agua hirviendo; a medida que suban a la superficie los vas sacando del agua. Y ya están listos para que los sirvas con la salsa de tu preferencia.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias