A ver si te animas

Bizcocho japonés súper esponjoso: paso a paso para lograr esta delicia

Es tan esponjoso que morderlo es como morder una nube. Lo mejor de todo que es posible lograrlo en casa, lo que necesitas es una batidora de mano para batir las claras a punto de nieve y antes de agregar algún ingrediente, la masa debe estar bien integrada  y con consistencia homogénea. Super fácil, tenés que intentarlo.

Es tan esponjoso que morderlo es como morder una nube. Lo mejor de todo que es posible lograrlo en casa, lo que necesitas es una batidora de mano para batir las claras a punto de nieve y antes de agregar algún ingrediente, la masa debe estar bien integrada  y con consistencia homogénea. Super fácil, tenés que intentarlo.

El bizcocho japonés es una receta muy popular por su increible esponjosidad. Y aunque no lo creas se puede lograr tal nivel de esponjosidad en casa. En las épocas antiguas,  cuando no existian los polvos de hornear sólo con las claras de huevo batidas bien se daba aire y esponjosidad a un pastel. Esta receta hace uso de este viejo truco de las abuelas y lo logra a la perfección. No dejes de probarlo porque te aseguro que es super fácil. Toma coraje y a batir.

Bizcocho japonés super esponjoso
Bizcocho japonés super esponjoso

¿Que necesitas?

250 gramos de queso crema

½ taza de leche entera

50 gramos de aceite de cooc

4 huevos

60 gramos de harina de trigo

20 gramos de Maizena

¾ de taza de azúcar

jugo de  ½ limón 

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 cucharadita de ralladura de limón

1 pizca de sal


Cómo prepararlo:

Separar y reservar las yemas de todos los huevos.

Clanar el queso, la leche y la mantequilla a baño maria.

Mezclar  las yemas con el jugo de limón, la ralladura y la vainilla.

Incorporar poco a poco la harina y la maizena a la mezcla de queso. Luego, agregar las yemas cuando este completamente fría.

Batir bien las claras a punto de nieve. Agregar la sal y el azúcary continúa batiendo hasta que tome consistencia.

Incorporar poco a poco y con movimientos envolventes el merengue a la mezcla de las harinas,  yemas y queso.

Hornear a fuego medio/bajo con una bandeja de agua debajo, durante 30 minutos. Apagar y dejar  enfriar adentro del horno. Este paso es importante para que no pierda su esponjosidad.

Melanie Cossetti

Bióloga de profesión. Cocinera aficionada. Especialista en marketing digital y creadora de contenidos.+ info

Más Noticias

Más Noticias