Bizcocho esponjoso ¡en sartén! Receta fácil y muy rápida

Bizcocho esponjoso ¡en sartén! Receta fácil y muy rápida

Este bizcocho te puede servir de base para luego rellenarlo con crema de chocolate, dulce de leche o crema pastelera. Se hace en 35 minutos y no va al horno. Es muy fácil y se hace rápidamente, pero debes seguir estrictamente los pasos que te indicamos. ¡Manos a la obra!  

Es tan esponjoso que no vas a creer que se hizo en sartén. Pero sí, es posible. Es una receta deliciosa, fácil y rápida, de la que no te vas a arrepentir. Queda suave y delicioso porque, entre otros ingredientes, lleva yogurt griego.

La sartén debe ser alta y de al menos 26 cm de diámetro

Para esta receta fácil de bizcocho esponjoso en sartén vas a necesitar:

2 yogurts griegos (cada uno contiene 125 g)
125 ml de aceite de girasol
4 huevos
300 g de azúcar
250 g de harina de trigo
Vainilla: unas gotas
16 g de polvo de hornear
Una pizca de sal

¿Cómo se prepara?
Antes de empezar la receta: debes tener una sartén de más o menos 26 cm de diámetro, de bordes altos y tapa. Es allí donde se va a cocinar este pastel o torta.

Separa las claras de las yemas. Vas a batir las claras para ponerlas en punto de nieve. Antes de iniciar, espolvorea una pizca de sal a las claras, entonces comienza a batir con batidora eléctrica de varillas. Cuando hayan adquirido firmeza, comienza a agregar azúcar poco a poco. Le vas a colocar tanta azúcar como sea posible y hasta que las claras se pongas firmes, tan firmes que cuando voltees el recipiente, el merengue ni se mueva.

En otro recipiente vas a batir las yemas y les vas a colocar lo que queda del azúcar y las gotas de vainilla. Esta mezcla debe batirse hasta que parezca una crema. Cuando tenga la consistencia cremosa entonces vas a empezar a integrar la crema con el merengue hecho con las claras.

Debes hacerlo de manera envolvente, de abajo hacia arriba, para no perder el aire y la esponjosidad.

Agrega poco a poco el yogurt y el aceite. Mezcla siempre de manera envolvente. Luego tamiza la harina y el polvo de hornear sobre la masa y sigue incorporando de manera envolvente, de abajo hacia arriba.

Cuando ya tengas todo casi listo, prepara la sartén: unta aceite, no sólo el fondo sino también por los lados. Caliéntala por al menos 4 minutos y vierte la mezcla (lo ideal es que no supere la mitad de la altura de la sartén). Distribuye de manera pareja con la ayuda de una espátula. Tápala y cocina por 35 minutos. No destapes antes de los 35 minutos. Revisa con el método del palillo: si sale limpio, está lista la preparación.

El dato: la mejor sartén para esta preparación es la doble que generalmente se usa para la tortilla de papas (o patatas).

Aquí tienes otra receta de bizcocho de yogurt esponjoso sin horno:

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias