Bizcocho esponjoso caramelizado con piña: deléitate con este postre ¡sin gluten!

Bizcocho esponjoso caramelizado con piña: deléitate con este postre ¡sin gluten!

La piña es una fruta tropical con mucho sabor, por lo que se usa con frecuencia en postres. Uno de los más vistosos es este bizcocho esponjoso conocido como torta volteada de piña, porque se hornea con rodajas que luego quedan en la superficie caramelizada.  No es nada complicado, así que atrévete a hacer esta delicia  

La piña es una maravilla: es fuente de vitaminas como la C, B1 y B6, además de minerales como magnesio, manganeso, hierro y potasio. Pero también es baja en calorías y con mucha agua, por lo que se usa como diurética. Eso es en cuanto a sus componentes, porque en lo que se refiere a sabor es ideal para postres como este bizcocho esponjoso.

(Foto de portada: Imagen de Nancy Adams en Pixabay)

Se hornea en 50 minutos / Imagen de cote62 en Pixabay

Para este esponjoso bizcocho caramelizado de piña vas a necesitar:

6 a 8 rodajas de piña almibaradas (de lata o hechas en casa)
¼ de taza de jugo de piña concentrado
4 huevos medianos
200 gr de azúcar
100 ml de aceite 
125 gr de yogurt griego sin azúcar
200 gr de harina sin gluten (receta al final)
1 cucharada de polvo de hornear apto para celíacos  (receta al final)
Cerezas marrasquino o guindas para decorar (opcional)

*Caramelo
3 cucharadas de azúcar y una de agua
- Caramelo líquido en sobre
 

¿Cómo se prepara?
Enciende el horno a 180º C (350º F) y engrasa y rocía con harina las paredes de un molde de aro desmontable, no te preocupes por la base porque allí va el caramelo.

Lo mejor y más fácil es usar las piñas en almíbar en lata, pero también puedes pelar la piña y sacarle el centro y preparar las rodajas en almíbar: pon a cocinar 1 litro de agua con ½ kilo de azúcar, revuelve hasta que se disuelva el azúcar. Agrega más agua si se endurece (la idea es que espese, no que se endurezca). Después de más o menos 10 minutos, agrega las rodajas y cocínalas por unos minutos. Cuando el almíbar se ponga amarillo, está listo.

Coloca las rodajas de piña entre papel absorbente para que se sequen bien (en el caso de que las hayas cocinado, debes esperar a que se enfríen).

Prepara el caramelo (también puedes comprarlo listo): pon en una olla pequeña el azúcar con el agua. Cuando se dore, viértelo en el molde.

Bate los huevos con el azúcar hasta que queden esponjosos y hayan doblado su volumen. Deja de lado la batidora eléctrica y agrega el aceite y el yogurt, los cuales vas a integrar de manera envolvente con la ayuda de una espátula. Agrega el jugo de piña concentrado (toma dos rodajas almibaradas y las licúas y cuelas).

Tamiza la harina con el polvo de hornear y añádelos a la mezcla esponjosa, siempre de manera envolvente. 

Ahora, coloca las rodajas de piña en la base del molde y sobre el caramelo. Vierte la mezcla del bizcocho y lleva al horno por 40 o 50 minutos. Recuerda que debes probar pinchar el centro con un palillo o brocheta, si sale limpio es que ya está listo.

Espera que se enfríe para poder desmoldarlo y darle vuelta.  En ese momento puedes decorar con guindas.

* Mezcla de harinas sin gluten:
150 gramos de almidón de maíz (maicena)
150 gramos de almidón de mandioca (tapioca o yuca) 
200 gramos de harina de arroz 
¿Cómo se prepara? Tamízalas y mézclalas. Esta mezcla de harinas sustituye la harina de trigo por igual: 1 taza de estas tres harinas es igual a 1 de harina de trigo. Cuando la uses siempre debes cernirla.

* Polvo de hornear apto para celíacos: 50 g de bicarbonato de sodio, 25 g de almidón de maíz y 50 g de cremor tártaro. Mezclar bien los tres elementos y conservar en un frasco bien cerrado, en lugar seco.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias