Bica gallega: el mejor bizcocho esponjoso para merendar

Bica gallega: el mejor bizcocho esponjoso para merendar

Es un bizcocho sencillo que se elabora rápidamente porque lleva los ingredientes básicos de una preparación de este tipo, pero dos de los ingredientes le dan ese toque extra que lo diferencia del resto de los bizcochos. Aquí te decimos cómo hacerlo  

Este es un bizcocho tradicional en Galicia, muy sencillo, que generalmente se hornea en un molde rectangular y se decora con azúcar impalpable o una mezcla de azúcar con canela. Para hacer la Bica Gallega se requiere de, como en el resto de los bizcochos, ingredientes como azúcar, huevos, mantequilla y harina.

(Foto de portada: Imagen de Israel Jiménez en Pixabay)

Usa un molde rectangular o de tipo pound cake / Imagen de zhaona1206 en Pixabay

Lo que lo diferencia del resto es que la mezcla lleva crema de leche con contenido graso y que, en la medida de lo posible, debes utilizar mantequilla clarificada en vez de mantequilla común.

La mantequilla clarificada (o manteca de vaca) se hace llevando a fuego muy bajo la mantequilla común. Cuando se haya derretido se habrá separado en 3 partes: la de arriba es la espuma, que debes retirar con cuchara. Luego debes verter en un recipiente la parte del medio que es la grasa y que es lo que vas a usar en esta receta. 

Para hacer este bizcocho conocido como Bica Gallega vas a necesitar:
400 g de harina de trigo tamizada
350 g de azúcar + un poco más para espolvorear
200 g de mantequilla clarificada o mantequilla a temperatura ambiente (ya blanda)
200 g de crema de leche (con 35% de materia grasa) o nata
4 huevos 
1 cucharadita de polvo de hornear
1 cucharadita de ralladura de limón
Azúcar glass para decorar

¿Cómo se prepara?
Enciende el horno a 170º C (340º F). Engrasa un molde y fórralo con papel de hornear.

1. Tamiza la harina con el polvo de hornear y pon aparte.

2. Bate la mantequilla con el azúcar durante al menos 2 minutos con varillas eléctricas. Agrega uno a uno, los huevos. Cada vez que agregues bate bien antes de añadir el siguiente. Continúa con la ralladura y luego la crema de leche

3. Finalmente agrega la harina tamizada. Incorpórala con la ayuda de una espátula y de manera envolvente. Vierte en el molde, espolvorea un poco de azúcar por encima y hornea durante 40 minutos. Permite que enfríe antes de desmoldar.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias