A ver si te animas

Aquí tienes la receta de una genuina salsa boloñesa para pastas

Viene de Boloña, por eso obviamente su nombre. Es una de las salsas para pastas más populares en el mundo: es una receta de carne molida con hortalizas estofadas. Aquí te mostramos los ingredientes que debe llevar y así tú podrás decidir qué más puedes agregar. La receta es muy simple y fácil

Viene de Boloña, por eso obviamente su nombre. Es una de las salsas para pastas más populares en el mundo: es una receta de carne molida con hortalizas estofadas. Aquí te mostramos los ingredientes que debe llevar y así tú podrás decidir qué más puedes agregar. La receta es muy simple y fácil

Oriunda de la ciudad italiana de Boloña, tal como lo dice su nombre, la salsa boloñesa es una de las salsas para pastas más reconocidas en el mundo. Básicamente, es una receta de carne molida espesa con hortalizas estofadas.

No es imprescindible ponerle parmesano o pecorino al momento de servir

Contrario a lo que se hace habitualmente fuera de Italia, esta salsa no se sirve con spaghettis, sino con pastas largas anchas como los fetuccini o papardelles. Tampoco es imprescindible ponerle parmesano o pecorino al momento de servir. 

Lo que vas a necesitar:
250 g de carne molida (picada)
40 g de mantequilla
1 cucharada de concentrado de tomate
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla picada
1 rama de apio (celery) picado
1 zanahoria picada
20 g de champiñones rebanados (opcional)
Sal y pimienta

Para prepararla:
Todo se comienza calentando la mantequilla y el aceite en una sartén. Luego se agregan la carne molida, la cebolla, el celery, los champiñones y la zanahoria. Le rocías sal y pimienta al gusto. Revuelve de vez en cuando, mientras esperas que la carne empiece a dorarse y las hortalizas se ablanden.

Disuelve el concentrado de tomates en un poco de agua y agrégalo a la carne (también puedes usar ½   taza de pasta de tomates con ½ de taza de agua). Tapa y cocina a fuego lento por hora y media. Puedes agregar agua caliente si ves que  la cocción se seca. 

Se puede hacer con cualquier tipo de carne siempre que esté molida.

Un truco: los vegetales deben cortarse en cubitos, tan pequeños como para que no destaquen sobre la carne molida.

Aquí la preparación más común: spaghettis con boloñesa

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias