Aprende a hacer huevos de Pascua con chocolate ¡sin molde!

Aprende a hacer huevos de Pascua con chocolate ¡sin molde!

Si tienes los moldes para hacer los huevos de Pascua ¡fantástico! Pero si no, entonces aquí te damos una guía para que los hagas. Puedes hacerlos con los niños, que ellos te ayuden a hacer los moldes o que rellenen los huevos. ¡Manos a la obra!  

No te damos cantidades exactas porque todo depende de cuántos huevos quieras hacer. Lo único que te recomendamos es que tengas todas las herramientas a la mano para no perder tiempo.

Los puedes hacer de chocolate blanco u oscuro y lo rellenas con lo que prefieras: un caramelo, pastillas de colores, o chispas de chocolate.

(Foto de portada: Photo by Junior REIS on Unsplash )

Coloca "sorpresas" dentro de los huevos de chocolate / Foto de Polina Tankilevitch en Pexels

Para hacer estos huevos de chocolate para la Pascua vas a necesitar:
Chocolate en barra blanco y oscuro (cada barra de 180 g debería rendir para aproximadamente 3 huevos, todo depende del grosor)
Virutas de colores
Pastillas de colores de chocolate (tipo M&M)
Chispas de chocolate blanco y negro

* Herramientas:
Pinceles de cocina
Papel film
Aceite vegetal
Papel de aluminio
Un huevo grande 

¿Cómo se prepara?
1. Pon el huevo a cocinar unos 10 minutos para que endurezca (lo cocinas para que sea más fácil de manipular, ya que así no se romperá en tus manos, y para eliminar bacterias en la cáscara). Deja enfriar. 

2. Ya frío, forra con papel de aluminio hasta la mitad del huevo, de esta manera consigues la forma del huevo. Compacta bien de tal manera de conseguir la forma lo más fidedigna posible.

3. Ahora pinta un trozo de papel plástico con el aceite. Forra el interior del molde de aluminio (que hiciste con el huevo) con este plástico (el aceite es para desmoldar más fácilmente el chocolate). Haz tantos moldes de aluminio forrados con plástico por dentro como necesites.

4. Derrite la barra de chocolate a baño María (si quieres que quede un poco brillante, agrega un trocito de mantequilla para que se derrita con el chocolate). Deja que entibie, sin permitir que endurezca (si endurece, ponlo unos segundos a baño María)

5. Pinta el interior del molde de huevo (que debe estar forrado con el plástico) con el chocolate derretido. Cada vez que pintes uno (y mientras pintas el siguiente molde) colócalo unos segundos en el congelador. Cuando saques cada molde del freezer, vuelve a darle una mano de chocolate derretido. Refrigera por al menos una hora o hasta que cuando toques el chocolate con la yema de un dedo, éste no se pegue.

6. Desmolda y rellena las mitades de huevo con los caramelos o chispas. También puedes colocar una tira de papel con una frase o mensaje (como las de las galletas chinas de la fortuna). Pinta el borde con un poco de chocolate derretido y luego une dos mitades. Pon los huevos en la nevera para que se seque la unión.

7. También puedes colocar un poco de chocolate derretido en la cubierta y así, a la vez que cubres imperfecciones del improvisado molde, le colocas virutas de colores o maní o nueces pulverizadas.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias