Receta de mermelada de naranja: fácil con sólo 2 ingredientes

Las mermeladas son siempre una rica opción para untar en galletas, panes, tostadas, crepes, panqueques, entre las capas de un bizcocho, en todo lo que se te ocurra. Son una conserva divina que se puede hacer en casa de manera sencilla porque todo lo que necesitas es la fruta, azúcar y una cocción lenta a fuego. Así se elabora esta mermelada de naranja con trozos de cáscara.

Se sabe que las mermeladas existen desde hace milenios porque en algunos recetarios, como en el más antiguo del mundo, el de Apicio (25 a.C – 37 d.C.), se hace referencia a unas confituras de manzana con miel, llamadas melimelum. 

Después se hizo común procesar frutas con este método porque servía para conservarlas, ya que no requería de refrigeración.

Pero las mermeladas, tal como las conocemos hoy, provienen de una receta portuguesa derivada de esas melimelum, pero que se hacía con membrillo (una fruta similar a las peras y manzanas generalmente más agria o ácida). Los portugueses llamaban a esta confitura marmelo. Pronto esta manera de cocinar fruta se extendió a toda la península y luego al continente y se le llamó mermelada.

Aquí te decimos cómo hacer en casa una mermelada de naranja con trocitos de cáscara.

(Foto principal: de ROMAN ODINTSOV en Pexels)

Paso a paso para elaborar mermelada de naranja con trocitos de piel de naranja
 

Ingredientes  (para 20 personas)

Nota

Cuando peles las naranjas para usar la cáscara, procura extraer la corteza superficial de la piel: sin la parte blanca, porque amarga la preparación

Preparación

Recetas Relacionadas