Receta de donas esponjosas sin molde: suaves y deliciosas

Receta de donas esponjosas sin molde: suaves y deliciosas

Hacer donas sin moldes es posible. Con esta receta todo lo que necesitas son dos cortadores: uno para la dona y otra para el hoyo. Seguro que revisando en casa, conseguirás esas dos “herramientas”.

Las donas (donuts, donetes o rosquillas) son oriundas de Holanda, donde ya las comían en el siglo XVI. Allí las llamaban olykoek:  se hacían con pasta azucarada y se freían en aceite. Llegaron a Estados Unidos en el siglo XVII con los inmigrantes holandeses. En esa época, los colonos ingleses en América las llamaban dough nut (masa de nueces). 

Pero las que los holandeses trajeron al Nuevo Mundo no tenían hoyo. El famoso agujero en el centro apareció en 1847: así se garantizaba que la masa se cocinaría de manera pareja, porque a veces la masa en el centro quedaba cruda.

En el Día Mundial de la Dona, aprende a hacerlas sin molde y esponjosas.

(Foto principal: Photo by Lore Schodts on Unsplash)

 

Paso a paso para elaborar donas esponjosas y suaves sin molde
 

Ingredientes  (para 12 personas)

Nota

Mezcla 1 taza de azúcar con 1/4 de taza de canela y pasa las donas, aún tibias, por esta mezcla

Preparación

Recetas Relacionadas