Receta de bizcocho de buttermilk, el más esponjoso y suave

El buttermilk o suero de leche es un tesoro que se usa con frecuencia en la pastelería y panadería europea y americana porque su acidez ablanda el gluten de la harina, produciendo bizcochos y panes suaves y húmedos. Cuando se usa en helados, los deja cremosos. Así que puedes acostumbrarte fácilmente a utilizarlo en casa.

¿De dónde sale este suero? Es el líquido que queda en el envase luego de batir la mantequilla y que se fermenta con sus propias bacterias. Puedes comprarlo en el supermercado, pero también puedes hacerlo en casa de la manera más sencilla.

Para esta receta de bizcocho de buttermilk necesitas 1 taza de suero, así que coloca apenas un poco menos de una taza de leche en un frasco con tapa. Añade 1 cucharada de vinagre o de jugo de limón natural (recién exprimido), tapa el frasco y agita. Deja en reposo durante 10 minutos y ya puedes usar.

(Foto principal: Imagen de tncarlos en Pixabay)

Paso a paso para elaborar un bizcocho de buttermilk o suero de leche
 

Ingredientes  (para 12 personas)
Preparación

Recetas Relacionadas