Receta de Kaiserschmarrn: crepes para desayunar como un emperador

Receta de Kaiserschmarrn: crepes para desayunar como un emperador

Es impronunciable, pero apréndete ese nombre porque es el más rico plato para desayunar que puedas disfrutar. El Kaiserschmarrn (se dice: cáiser marren) es un postre austríaco muy popular en el centro de Europa, quizás porque ya lo era en la época del Imperio Austrohúngaro (1867-1919). Es tan dulce y pesado que también se usa como almuerzo, pero seguramente su mejor uso será como brunch.

Su nombre significa algo así como “la locura de servir al emperador”. Y es que todas las historias sobre su origen señalan el interés por complacer al Kaiser (emperador) como objetivo de esta receta.

De todas las historias quizás la más creíble es que las crepes del desayuno del Emperador Francisco José I debían tener un grosor determinado: si salían muy delgadas o muy gruesas, él se negaba a comerlas. Así que a los cocineros no se les ocurrió nada mejor que cortar las crepes, freírlas en mantequilla y adornarlas con manzana, nueces, frutos rojos, salsa de manzana o salsa de ciruelas. Al Emperador le gustó, y a todos los súbditos también.

Desde entonces, desde Austria hasta Eslovenia, pasando por el estado alemán de Baviera, aún lo consumen a cualquier hora: como desayuno, como postre, como almuerzo.

(Foto principal: Imagen de RitaE en Pixabay)

Paso a paso para preparar Kaiserschmarrn: el plato del emperador 
 

Ingredientes  (para 2 personas)

Nota

Sirve tus crepes imperiales con salsa de manzanas o salsa de fresas

Preparación

Recetas Relacionadas