Cómo hacer un helado sundae de fresas: receta casera fácil

Los sundaes son helados a los que se les rocía jarabe o sirope de chocolate, caramelo o fresa (o todos). Aunque nos parezca algo obvio hoy eso de “bañar” las bolas de helado con siropes, coulis o salsas dulces e incluso frutos secos o maní, tenemos que ubicarnos en los siglos pasados cuando ni siquiera había manera de refrigerarlos y, cuando hubo manera de hacerlo, los helados comerciales no abundaban en la cantidad de sabores de hoy.

Para entender la historia de los sundaes hay que ubicarse de nuevo en este contexto. Era pasada la mitad del siglo XIX y en el norte de Estados Unidos se aplicaba una normativa llamada Leyes Azules (inspiradas por cuestiones religiosas), que restringían las actividades los domingos (para que la gente cumpliera con el día de descanso).

Entre muchas restricciones no estaba permitido el consumo de refrescos durante los domingos (se le consideraba algo pecaminoso, a lo mejor por aquello del placer refrescante), entonces a un comerciante (aunque algunas historias dicen que fue el cliente) se le ocurrió poner salsa de chocolate sobre un helado. La salsa de chocolate vendría siendo un sustituto del refresco en aquel entonces.

La idea se popularizó y la gente comenzó a llamar a estos helados Sundays (domingos en inglés). Para hacerlos más comerciales, es decir venderlos otros días de la semana, se cambió a Sundaes. Así que desde la década de 1880, tenemos los famosos Sundaes. ¿Lugar de origen? Ciudades de los estados de Nueva York, Illinois y Ohio se atribuyen ser el escenario del primer sundae. Pero mientras dirimen quién fue primero, aquí te decimos cómo hacer un delicioso sundae de fresas.

(Foto principal: Foto de Comida creado por Racool_studio - www.freepik.es)

Paso a paso para hacer un sundae de fresas

Ingredientes  (para 4 personas)

Nota

Antes de servir, saca el helado del congelador y déjalo a temperatura ambiente por unos 10 o 15 minutos para que esté más suave para servir

Preparación

Recetas Relacionadas